Andre Mendfez, un pasaje en Santa Isabel, entre Vicuña Mackena y Portugal, Santiago. Una y treinta de la madrugada.

Es tarde en Santiago y yo sigo caminando. Me duelen un poco los pies, creo que mis zapatillas ya no son tan buena compañía como lo fueron en un principio. Agarro un cigarro y lo pongo en mi boca. Lo quemo con un encendedor ya casi caduco. Miro hacia adelante. Un señor de aspecto proletario camina en mi contra, no me observa, sé que no le intereso y ciertamente él no me interesa a mí. Sigo caminando, cruzo la calle, entro a un pasaje que queda en Santa Isabel, entre Portugal y Vicuña Mackenna. Debido a la escases de señaletica ignoro donde me encuentro en realidad. Honestamente no me interesa. Me siento en la vereda, así, como si esta vereda fuese un pasto maravilloso en un día de primavera calurosa. Ignoro si el piso está limpio, si no me intereso antes no me interesara ahora. El cigarro se consume completamente. Siento angustia, pena, algo de rabia quizás, pero desconozco si así fue. De lo que si estoy seguro es de mi melancolía, de mi angustia. Mi pecho se aprieta, y mis ojos se cristalizan, miran al vacio como si allá estuviese él observándome. Como si realmente me quisiera consigo de nuevo, y yo, me imagino, corro hacia él con mis brazos abiertos, aunque lo que necesito es apoyar mi oreja derecha en su pectoral y escuchar su corazón latir de nuevo, con ese latido que yo conozco, y que reconozco como el de un enamorado. Pero no está, a cambio, un olor a caca espantoso llena mis fosas. Ignoro mis recuerdos. Los ignoro porque me duelen, me arden como cuando te echas alcohol en una herida. Así le arde a mi alma recordar que ya no existen las realidades pasadas. Respiro, tomo otro cigarro y lo meto en mi boca nuevamente. Antes de encenderlo me lo saco, juego con el, lo miro como reflexivo, como si el cigarro este me fuera a responder el por qué estoy ahí una noche tan clara como esa. Honestamente ignoro lo que el cigarro me respondió. Creo que no me intereso ni me interesara. Al menos prefiero pensar eso, que ignoro las cosas porque no me interesan y no solo por que las ignoro, porque no soy lo suficientemente sabio ni docto como pasa saber ese tipo de cosas. Prefiero excusar mi ignorancia en el desinterés. Abrazo mis rodillas con el cigarro entre el índice y el anular, como si estuviese prendido. Apoyo mi oreja derecha en mi antebrazo izquierdo. Y mis ojos nuevamente se cristalizan, se humedecen poco, pero lo suficiente como para notar que están mojados, que quieren llorar pero que no los dejo. Es decadente mi imagen ahí sentada, triste y sola a esas horas de la noche. Sin saber dónde ir y sin tener que diablos hacer. Pretendo ponerme de pie pero no quiero. No me siento con ganas. Me siento con deseos de llorar, de cortar mis brazos, mis piernas, de pegarme un tiro en la boca y destrozar mi masa encefálica. Desaparecer de una vez. Eso quiero, desaparecer, pero no sin antes verlo, aunque sea una vez más, una sola y mísera vez. Solo verle, no me interesa si nos comunicamos, no me interesa su conciencia de mi existencia. No me interesa si se estará riendo, o si estará por ahí, caminando inerte, en círculos como el esclavo de su propia existencia que es. Quiero respirar una vez más su aire, ese aire que siempre me decía que estaría conmigo para siempre. Ese aire mentiroso, a perfume caro, para poder mentir bien. Quiero desaparecer, dije, porque ya no quiero sentir lo que estoy sintiendo, quiero que mi alma se muera. Quiero olvidarlo todo. Enciendo el cigarro, comienzo a fumarlo, y lloro, hablo solo un rato, me contesto a mi mismo lo que hare mañana, lo que me gustaría comer y de lo bien que se pasa conversando con los amigos, aunque, claro, también me doy por enterado que no los tengo. Decido que lo mejor que puedo hacer a esas horas es dormir. Que con el celular destruido ya nadie me encontrara nunca y ni ganas tengo de ver a nadie más. Solo necesito dormir. Mañana ya veré que hago cuando despierte, aunque tengo la esperanza de no hacerlo.

2 comentarios:

Perro dijo...

¿?

HIMEKO dijo...

siempre es bueno saber que ai alguien mas patetico que uno


._O

Blogs de Interes