Tengo 16 años y una verga de 25 cm

Aburrido el fin de semana me planté a llamar al fono gay para ver qué ofrecía de entretención el número aquél, cinco ocho cinco ocho cinco etcétera, etcétera. Aburrido hasta el hartazgo. Lo mismo de siempre: voces somnolientas se entrecruzaban con las mariposas diva-porno cuyo ano suspira más fuerte que su boca. El escaso lenguaje me hacía presagiar a las bostas iletradas y calientomáticas que estaban al otro lado de la línea. Seguí escuchando, a ver si alguno me despertaba interés.
16 años, 25 cm, sector centro. VEINTICINCO CENTIMETROS!!!!.
Deprimido intuía y reflexionaba lo injusta que era la neo genética que nos golpea y arrebata esa naturalidad de la generación de los nacidos en los ochenta.
Meditabundo aún, imaginaba un encuentro con el mozalbete, supuestamente superdotado. Lo imaginaba feo, loca, probablemente negruzco y con serios problemas de feromonas revoloteando por su cuerpo impúber e imberbe. Ahí, en esa habitación con pósters de superstar semidesnuda se presentaba ante la mía, genéticamente estandarizada (16-17 cm) pareciendo una astilla ante su dantesco palo, que más que dar ganas de tragarlo tomo distancia de lo que pudiese pasar o hacerme. Simulando una boa trataba de acércaseme el mozalbete exhibiendo su constrictor con afroascendencia. Aaah!!!, corro fuerte y derecho y en sentido contrario a la inhumanidad como un roedor acechado por la culebra. Un fiasco de fantasía.
Evidentemente mi reacción es muy distinta a la de la mayoría de los maricones que repletan números como esos en busca de lo que yo rehuyo y, además, me sugiere, haciendo una mini encuesta messengerística, que los gays prefieren un pene grande ante uno pequeño. En su totalidad los golosos de mis contactos unánimemente aplastaron mi humilde referencia personal. Yo, en mi hambre constante de preguntarle todo a google, busqué cual sería el tamaño promedio mundial de un pene. Sorprendentemente es bastante mas baja de lo que yo suponía, el promedio erecto de un pene mundial según Kinsey es de, en rango, 15.76-16.25 cm, siendo los caucásicos los mas favorecidos( Al contrario de lo que yo creía, eran los negros). Otra sorpresa fue el subproducto de mi búsqueda: encontré algo mucho mejor, la solución a muchos de los problemas de autoestima y una sugerencia a nuestra truncada genética ochentera, un manual que en simples pasos oferta aumentar el tamaño del pene de 3 a 8 cm. Impresionante ¿No?.
Pues claro, supuestamente y como publicita el sitio de donde lo bajé, estos pasos se sustentan en íntegros estudios científicos blablablabla…, pura palabrería que no hace mas que justificar un estrangulamiento a nuestro mas cercano amigo con tal de que aumente su tamaño, sustentándose en una exégesis bien cimentada (pero predecible) ¿estarían dispuestos a auto masajear su pene en erección y a asfixiar el glande con tal de que aumente su longitud y grosor durante tres a cuatro meses?. Si tu respuesta es un sí rotundo, seria sinónimo de dos cosas: seguramente te masturbas todas las noches y si te ofrecen hacer lo mismo en simples pasos y obtener además como beneficio crecer tu minúsculo aparatito, no lo dudarías, y se entiende. Y dos, que eres un ser humano con mucha desesperación por aumentar el tamaño de tu humanidad que, dentro de tu mediocre y patética antropoestructura, ves la posibilidad remota de mejorarla que el estrangulamiento pasa a ultimo plano. Pues bien, les dejo el link de descarga para que te lo bajen y disfruten luego de una tremebunda tula. Lo que es yo, seguiré valiéndome de mi estructura promedio católicamente, tratando de engordar mi campo cognitivo con ejercicios mentales para atraer a mi macho alfa.

1 comentarios:

Dámaso Bahamondes dijo...

Sr Demon, muy bueno su articulo, sigue escribiendo

Atte.
Chipod.

jajaja

Blogs de Interes