Chocoperro

Y es claro que cuando uno recibe un chocolate tampoco espera mucho más que un chocolate, un beso quizás es a lo máximo que se aspira. Yo he recibido hartos chocolates en el último tiempo, a que se deberá no sé, quizás porque mis besos de agradecimiento son más ricos con sabor a chocolate a que mi propia saliva. Puede ser no? La cosa es que el ultimo chocolate que recibí venia premiado (por densidad de probabilidad y lógica elemental debió ser así: a mayor cantidad, mayor probabilidad de ganar). Igual el premio quizás no se vea como la gran cosa, tomando en cuenta las variables del caso, pero aun así a mi me gusto, estoy conforme, o más que conforme contento, medio feliz, no dichoso, pero si contento, alegre, como que sonrío. Si, es eso, alegre. Pues bien, ya me comí el chocolate, di mi beso respectivo de agradecimiento y acepte el premio. Y bueno, el chocolate se convirtió en todo un suceso, toda una experiencia y, por supuesto, algo que recordare.

5 comentarios:

Perro dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Perro dijo...

que bueno que sera algo que recordaras.
en lo que a mi concierne, no regalo chocolates a todo el mundo, creo que solo 2 personas han recibidos chocolates de mi parte.
sientete afortunado, te deben querer harto wn, maldito cuco, que suerte tienes!!

Dámaso Bahamondes dijo...

jajajaa, a mi que no me regalen chocolates, los odio, besos y saludos mendfez

Pridamo Prístino dijo...

Bueno, me gustó su post, siéntase muy afortunado al recibir chocolates, y más si tienen esa carga semántica que usted le imprime...

P.S. Espero haya guardado el envoltorio...

Perro dijo...

wajajajaja
deveras que tu marca es ñau!!
wajajaja
como imitacion Chilena y mala.
wajajaja
abrazo

Blogs de Interes